Noticias / Obituario

Un año de pérdidas: Muere el cineasta Jean Rollin

por Editor

diciembre 18, 2010 | No hay comentarios



Es para no creerlo: la noche del pasado 15 de Diciembre dejó de existir el cineasta francés Jean Rollin.

¿Quien era Rollin? Uno de los verdaderos padres del cine poético-erótico de mujeres vampiro. Fue capaz de otorgar cualidades plásticas y barrocas a un tipo de cine muy personal que generalmente ambientaba en antiguos (y abandonados) castillos Europeos que usaba de locación para sus películas consideradas una delicatessen para públicos informados. En Chile, su obra es completamente desconocida, sin contar quizá con algunos fans medianamente conocedores de su amplia obra que pueden haberse enterado de su existencia por prehistóricos programas de TV como “Maldita Sea” o frikis asiduos a las maratones de películas de trasnoche.

Rollin nunca hizo una película de gran presupuesto, lo que nos deja una lección de cómo producir sin el poder económico antepuesto a la autoría, pero a la vez nos hereda una seguidilla de películas pesadillezcas, embriagadoras en su puesta en escena, radicales y a la vez plagadas de musas. Los mismos tópicos aparecen constantemente, develando las pequeñas obsesiones estético-formales de un autor modesto pero no por eso con menos riqueza en su propuesta.

Su primera película “Le voil du Vampire” es un experimento formal en blanco y negro, dividida en dos partes como si se fragmentara una historia de reencuentros vampíricos y heredad sensual. Filmada en 1968, en plena explosión de los movimientos sociales en Paris, la película es un poema lésbico con su locación fetiche como telón de fondo, la playa de Pourville-lès-Dieppe, que sirve también de locación para numerosas de sus películas posteriores. El estreno de “Le viol du Vampire” es parte del mito Rollin: la gente enardecida comenzó a lanzar objetos a la pantalla en rechazo a la película. Redescubierta con los años, es considerada una de las piezas experimentales mas vanguardistas del periodo.

Luego vinieron mas películas que profundizan en la conceptualidad del erotismo femenino, tales como la gótica “Le Frisson des Vampires” (1970) con la musa Mari-Pierre Castel, “Requien pour un Vampire” (1971) un abierto intento por orientar su cine hacia el horror, “Les Demoniques” (1974), mas cercano a un poema visual barroco y “Fascination” (1979), donde la sangre corre a raudales en un intento de plasmar cuadros góticos decadentisas.

Los ochenta serían años prolíficos para Rollin, incluyendo su participación en películas pornográficas donde utilizaba seudónimos o el fallido intento de co realización con Jess Franco del largometraje “Le Lac des mortes Vivants”, del cual solo quedarían unas escenas de zombies emergiendo desde un lago. “La Morte vivant” (1982) y “Les Trottoirs de Bangkok”(1984) deben ser sus películas mas reconocidas y difundidas hasta en norteamerica, donde se comienza a descubrir su nombre en pequeños circuitos de aficionados al cine de terror.

De las obras de Rollin, tres se pueden considerar su alto epicentro de creación fílmica. “La Rose de Fer” de 1973 es un curioso “low budget film”, realizado en solo una noche en un cementerio como locación, donde una pareja de rienda suelta a sus instintos que vinculan amor, muerte, deseo y culpa. Filmada como cuadros unidos conceptualmente por un pequeño hilo narrativo,”La Rose de Fer” es sindicada como la pieza mas madura del autor, alejándose de la temática vampirezca, pero cercano mas a un cine autoral y reflexivo en cuanto a dispositivos formales refiere.

Otra de sus películas-cumbre es “Lévres de Sang” de 1975, y encasillable en este mismo periodo. Si bien retoma el tema fetiche de las mujeres-vampiro, plantea una elaboración mayor dentro de una película completamente B (sino “C”), y que mezcla drama sicológico, desnudez y un preciosismo visual en torno a la muerte únicos en su filmografía. El nivel de la puesta en escena es brillante a partir de la suciedad y el bajo presupuesto hacen de esta una de las películas mas oscuras del cine gótico.

Finalmente “Le Nuit des Traquees” (1979) es el compendio de géneros mas extraño que se planteen en sus películas: drama, acción, erotismo, amor, sexplotation, cine de vampiros, experimentación y policial, todo en el mismo film. Con solo dos protagonistas que redescubren su amor de infancia a través del vampirismo, “La Nuit des Traquees” es una historia de desamor donde estas dos chicas son rechazadas y eliminadas por el mundo hostil en que deben estar insertas, todo ello con la actriz pornográfica Brigitte Lahaie.

La partida de Jean Rollin nos deja este imponente legado, pero por sobre todo, la enseñanza de hacer cine personal “a toda costa”, independiente de los recursos -que bien sabia exprimir- así como entender que en un cine aparentemente vacío puede haber una propuesta formal que mas allá de su incorrección, es un borrador de intenciones mas que una película pretenciosamente perfecta.



Etiquetado como , , .