Artículos /

¿Día del cine?

por

diciembre 13, 2011 | 1 comentario



Vittorio Farfán hace una descarnada crítica a la celebración del Día del Cine Chileno impulsada por los grandes conglomerados comerciales del cine,  los mismos que limitan el acceso al cine nacional durante el resto del año. Privados  financiados con Fondos del Estado para dejar las entradas a mil pesos, no hacen sino escribir una “nueva historia”, blanqueada y mercantil,  que deja de lado la verdadera intención de conmemorar el 29 de Noviembre.


Hoy me levanto, prendo la TV, y escucho a Tonkita, que esta muy feliz porque hoy se celebra el Día del Cine a luka… ¿Por qué se celebra el día del cine un martes? ¿Por que no es un fin de semana? ¡Porque nadie va al cine el martes, a menos que te lo dejen a luka o con derecho de correrle mano a la chica que se sienta al lado!… Como todos los días de festividades impuestos por los comerciantes (Día de la madre, Día del padre, San Valentín, Halloween y otras tantas festividades gringas inútiles aportadas porque sí en la tradición chilena), le agregamos un día que lo llaman Día del Cine a luka; sería muy descarado llamarlo Día del Cine Chileno, ya que es lo que menos se ve en las salas de cine donde se imparte esta iniciativa. Total, el resto del año la entrada vuelve a costar $4.500.

¿Cómo nació el día del cine?

Probablemente estaban sentados en algún tenebroso castillo donde se reúnen la Cámara de Exhibidores y Distribuidores de Chile, donde el vicepresidente exponía: “Tenemos un grave problema, a inicios de diciembre, con el comienzo de las compras navideñas, las parejas salen a los mall y no van a comer popcorn en nuestras salas de cine, ¡Tenemos que hacer algo!”. Entonces desde las tinieblas sale el presidente de la Cámara de Exhibidores y Distribuidores de Chile, se sienta al lado de sus dos perros con ojos rojos y dice: “Cambiaremos ese día del cine que se le ocurrió algún marxista sin alma y pongámoslo cuando bajen las ventas”

¿Sabía Ud. que el Día del Cine original era el 29 de noviembre? Sí, el verdadero Día del Cine Chileno es en memoria de Jorge Müller, camarógrafo de La batalla de Chile y algunas películas de Raúl Ruiz, quien junto a su novia fueron detenidos y desaparecidos en los años de dictadura por razones más que obvias. Tal vez por el colorido de este día se cambió a una fecha neutral con fines mercantilistas.

Es triste que todavía a la comunidad chilena se le venda el Día de apollar (con pollos) al cine chileno, con casi solo mega-marketeadas-simpaticonas producciones nacionales, en un país donde gracias a la cultura entretenida, cree que un documental sólo consiste en saber quién caga más grande ¿un elefante o un camello?, que el cine independiente son películas como El Día de la Independencia, que la primera película del cine chileno fue El Chacotero Sentimental y una hartada de tarupideces que da vergüenza.

Creo que si la gente sigue apoyando este Día del Cine, habrá “conflictos sociales y problemas” en el país.